07 diciembre 2007

PERSONAJES

Hoy voy a tocar a uno de los personajes más famosos y ocultos, de nuestra zona, la señorita conocida como la BB. Dada mi relación por línea materna con el pueblo de Peralejos de Abajo, donde sí se habla todavía mucho de esta mujer, busqué información acerca de este personaje. Y como dicen que el que encuentra halla voy a exponer aquí un poquito.
Antes de comenzar la historia de Ines Luna, diré que esta dama de la alta Aristocracia, fue propietaria de muchas fincas de nuestra zona: el Cuartón ( en Peralejos de Abajo y Traguntía), el Huelmo en Cipérez...., fueron algunas de las fincas que tenía por aquí.
Según me contó mi abuela allá por comienzos de siglo XX, apareció con un carro que no iba tirado por ningún animal, es decir, el primer coche que piso nuestras tierras fue el de esta señorita, que según me contó mi abuela iba tirado por carbón, o eso decían ellos.



Buscando, buscando...... apareció este coche que por lo visto perteneció a un amigo de la BB, y pasó grandes temporadas en la finca del cuarton. Este coche es un modelo de carreras de la época, ¿sería este el que vió mi abuela?

Debemos imaginar la cara de los del pueblo cuando vieron el primer automovil de la historia.
Pero adentremonos en el personaje:


Dña. Inés Luna Terrero (2-Julio 1885 / 8-Febrero 1953), hija única, heredó de sus antecesores, con apellidos ilustres algunos de ellos, un grandioso patrimonio. Era conocida en la zona por el apodo de B.B. y contó con una apasionante y azarosa vida que llegó a convertirla en una leyenda viva, adorada por muchos y desprestigiada por otros tantos.
En algunos medios se la define como una interesante y original mujer del modernismo español, una elegante de la alta sociedad, de sangre noble y burguesa, inmersa en la primera etapa del siglo pasado.
Nació en Bagneres de Luchon (Francia) el 2 de Julio de 1885. Hija de D. Carlos Luna Beovide fue la persona que trajo la energía eléctrica a Salamanca y Dña Inés Terrero, tenía propiedades por toda la provincia de Salamanca, estableciendo su residencia en la Finca El Cuartón (Traguntía) donde pasó gran parte de su vida.
Alternaba la vida en la finca con frecuentes viajes a Madrid, Francia, Inglaterra o Italia. Su vida en el cuartón supuso un choque frontal con las costumbres de la época en la comarca de Vitigudino. La propia casa del cuartón era un vivo reflejo de su existencia burguesa y extravagante, rodeada de jardines con varios cuartos de baño, esculturas de mármol, piscina, alfombras de pieles exóticas, lámparas de venecia, capilla e incluso en la época luz eléctrica.En la memoria publicada por D. Salvador Llopis se dice que llegó a ser amante de Miguel Primo de Rivera, muy aficionada a las fiestas, a vestir con pantalón, fumar tabaco y otras hierbas, portar armas de fuego, hablaba siete idiomas, contaba con la compañía de una miss Inglesa y con una gran pasión por el ganado bravo, que le hizo formar varias ganaderías y acoger a algunos toreros famosos como los hermanos Bienvenida.
A su muerte, en Barcelona a consecuencia de un cáncer de mama entre otras graves dolencias, y como consecuencia de morir sin testamento y sin herederos directos, el Estado se hizo cargo de sus bienes y se creó con parte de ellos una Fundación Benéfica que se denominó Fundación Inés Luna Terrero.
La BB, paseando por París
De niña con mantón y pandereta
Famosa fue la institutriz, he aquí una foto con ella
Esta foto es también para la historia, fue famosa porque tenía un toro de lidia amansado, aquí la podemos ver dandole de comer, al famoso toro.
La hora del Té, junto a una amiga en algunos de los salones del Palacete
FOTOS DEL PALACETE DEL CUARTON, HOY EN RUINAS....
Famosa fue esta casa en su época. Imaginemos..... principios del siglo XX, nuestra tierra pobre como pocas...., aparece una dama que posee: cuartos de baño ( existían varios dentro del palacio), el jardín adornado al estilo de Versalles ( piscina, cisnes, y hermosas fuentes....) según datos de la época y de la gente, solterona millonaria y caprichosa, le gustaba bañarse en leche de burra. Lo acondicionó con todo esplendor. Tenía luz eléctrica, agua corriente, bellos jardines, una preciosa ermita, estanque con cisnes... Decoró su interior con las valiosas pinturas y esculturas que trajo de sus numerosos viajes por medio mundo. Esta singular dama, que según dicen estuvo a punto de casarse con el general Primo de Rivera ( amante si que fue de este hombre), vestía a la última moda, fumaba en público y conducía su propio automóvil. Existe una leyenda que asegura que últimamente, durante las noches, se oye por la casa pasear a un fantasma, se supone que el misterioso espectro que deambula por allí no es otro que la famosa aristócrata. El edificio está en ruinas, rodeado de un gran jardín con espesa maleza. En el interior observé algunas pinturas en la pared que denotaban la riqueza y el lujo con el que estuvo adornada aquella mansión; el temor, una vez más, era el peligro de que el edificio se desplomara, pero he de confesar que el aislamiento, la soledad y el silencio, junto a la leyenda que se cuenta del lugar, también influyeron en mi animo. En este lugar se rodó la película "OCTAVIA", quien la haya visto, le resultará familiar este lugar.

Fotografía antigua, donde el Palacio no está aún en tal mal estado

Estado del Palacete hoy día

Fotografía donde se aprecia la ermita

Grabado de la época, aunque parezca de otro lugar esto está a pocos kilometros de nuestro pueblo, entre las fincas de San Cristobal, Traguntía y Peralejos de Abajo.

Tuvo una gran relación con la Iglesia, aquí se la puede observar en el centro de la fotografía delante de su casa, junto a uns frailes. Era frecuente que acudieran a la finca para retiros espirituales. De hecho su cuerpo descansa en el colegio del Pilar de Vitigudino.

Vista de la finca

Según decían las gentes de la época, tuvo una niña a la que no reconoció. A su muerte, sin dejar herederos pasó todo a manos de la Fundación Ines Luna, que principalmente se ha dedicado a la administración de las fincas. La casa está completamente en ruinas, aunque merece la pena visitarla, y darnos cuenta de lo que tuvo que ser cuando se encontraba en todo su expendor.

Quien quiera saber algo más en la siguiente dirección encontrará una amplia memoria mandada elaborar por su padre a un perito agricola de la época, acerca de El Cuartón. No tiene desperdicio ninguno. En ella aparece la figura del montaraz, vestigios de un antiguo régimen que su padre intentaba eliminar. Intentó traer en ese tiempo los adelantos que él conoció en Francia: máquinas de segar, abonos...Pero la gente de entonces se resistía a los cambios. En fin quien quiera que la lea.

http://www.usal.es/~ehe/Papers/Traguntia.pdf

1 comentario:

alfredo garcia dijo...

Este relato contiene todos los tópicos e inexactitudes que han circulado durante años por la zona.
Debe usted ir al AHP de Salamanca y revisar el inmenso Fondo Documental de la familia Luna Terrero. Un saludo